TRANSLATE

miércoles, 13 de julio de 2016

VÍBORA ÁSPID (VIPERA ASPIS)



La víbora áspid o áspid (Vipera aspis) es una especie de víbora que se puede encontrar en Europa. En ocasiones se atribuye erróneamente este nombre a otras especies de víboras, e incluso a cualquier clase de serpiente venenosa.

HÁBITAT

Prefiere áreas cálidas con buena exposición al sol, vegetación estructurada y suelos relativamente secos. En Italia y Francia, se encuentra a menudo en áreas montañosas o en colinas, especialmente en regiones de piedra caliza, pero se presenta a veces en llanos bajos. Tiene una preferencia por áreas cubiertas de vegetación o por lo menos con alguna cubierta. Puede ser encontrado en cuestas soleadas sobre colinas, pantanos, prados en las montañas, claros del bosque, en los límites de bosques, en botes de basura y en las canteras. En Italia se encuentra en arboledas y a menudo cerca de fuentes. Aunque no es propia de zonas elevadas, en los Pirineos se ha encontrado sobre los 2600 msnm, en la zona del pico Mulleres.

DESCRIPCIÓN

Los adultos tienen una longitud de por lo menos 60 cm. Los machos alcanzan hasta 85 cm, y las hembras un máximo de 75 cm. Los machos, sin embargo, son un poco más delgados que las hembras. La cola es relativamente corta, un séptimo a un noveno de la longitud de cuerpo en las hembras, y un sexto a un octavo en los machos. La cabeza es ancha, triangular y bien diferenciada del cuello. Las escamas del cuerpo son grisáceas o amarillas, doradas o cúpreas, con manchas negras o verdosas con borde negro, en aparente zigzag sobre el lomo.

VENENO

Una mordedura de esta especie es muy dolorosa y puede tener consecuencias más severas que la de Vipera berus. Según Stemmler, cerca de 4% de todas las mordeduras sin tratar son fatales. Lombardi y Bianco (1974) mencionan que esta especie es responsable del 90 % de todos los casos de mordedura de serpiente en Italia; en las montañas italianas es la única serpiente venenosa que puede causar víctimas mortales. En caso de mordedura es muy aconsejable la visita a un médico para que realice el tratamiento correcto, y si fuese necesario, aplique un antiveneno (suero antiofídico).

La toxicidad del veneno varía. Stemmler indica que la población en el distrito de Passwang (Suiza) tiene el veneno más fuerte. Comparado con los venenos de otras especies, es relativamente tóxico. Brown (1973) da los valores LD50 de 1,0 mg/kg de mg/kg IV y 1,0-2,0 SC. Tu et al. (1969) indican 4,7 mg/kg IM. La producción del veneno es relativamente baja. Boquet obtuvo un registro diario de la extracción de 9 a 10 mg.
Los síntomas de envenenamiento incluyen la rápida aparición de dolor agudo, seguido por edema y decoloración. La necrosis hemorrágica severa puede ocurrir en las inmediatas horas. La visión se puede deteriorar seriamente, muy probablemente debido a la degradación de la sangre y de los vasos sanguíneos en los ojos. El veneno tiene efectos de coagulante y de anticoagulante. La actividad del anticoagulante es al parecer más fuerte que la del Daboia russelii. El veneno puede también afectar la estructura glomerular y puede conducir a la muerte debido a fallo renal.

Según Cheymol et al. (1973), el veneno no produce contracciones neuromusculares en preparaciones in vitro. La carencia de este neurotóxico indicaría que los casos fatales que implican el sistema cardiovascular son el resultado de una lesión directa del músculo o de la reducción del intercambio de oxígeno. Por otra parte, González (1991) publicó que en dos casos las víctimas desarrollaron síntomas neurotóxicos, incluyendo dificultad en la respiración y al tragar, así como la parálisis del miembro mordido.

Áspid
ViperaAspis 1469AE.jpg
Áspid en Toscana, cerca de Pienza (Italia)
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)1
Taxonomía
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Sauropsida
Subclase:Diapsida
Orden:Squamata
Suborden:Serpentes
Familia:Viperidae
Subfamilia:Viperinae
Género:Vipera
Especie:V. aspis
Linnaeus, 1758
Distribución
Vipera aspis dis.png

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada