TRANSLATE

miércoles, 6 de julio de 2016

MANTIS FANTASMA (PHYLLOCRANIA PARADOXA)



La mantis fantasma (Phyllocrania paradoxa) es una especie de mantis que se caracteriza por tener forma de hoja. Es una de las tres esp. del género Phyllocrania.

DESCRIPCIÓN

En comparación con muchas otras mantis religiosas , la mantis fantasma es una "especie en miniatura" cada vez mayor a sólo alrededor de 45 a 50 milímetros (1,8 a 2,0 pulgadas) de largo. 

Viene en varios tonos marrones de marrón muy oscuro (casi negro) a gris verdoso. Colores de un individuo cambian entre mudas y también dependen de los niveles de luz y humedad.

Paradoxa Phyllocrania está camuflado con el fin de que aparezca como material de hoja seca, seco. Tiene una cabeza alargada, un aplanado, protórax extendida (conocidos en su conjunto como su "tocado elaborado y hombro escudos" por un aficionado), y protuberancias semejantes a hojas de sus extremidades. La mantis también tiene un ala anterior que se parece a una hoja desecada, y las "líneas" en las alas son en realidad matices de pigmento.

DISTRIBUCIÓN

África central y Sudáfrica: Angola, Camerún, Cabo Verde, Congo, Etiopía, Ghana, Guinea, Costa de Marfil, Kenia, Malawi, Madagascar, Mozambique, Namibia, Somalía, Sudáfrica, Sudán, Tanzania, Togo, Transvaal, Uganda y Zimbabwe.

COMPORTAMIENTO
  • La mantis fantasma es un tipo tranquilo de mantis.
  • Típico depredador sentarse y esperar basándose en su camuflaje para esperar pacientemente hasta que su presa se acerque. Una vez que ve a su presa, atacará muy rápido. Antes de la presa se ​​de cuenta, está condenada.
  • Raramente perseguirá activamente su presa siendo esto mas común cuando aun son jóvenes, prefiere esperar el momento oportuno para atacar.
  • A veces son un poco miedicas y fácilmente saldrán corriendo si ven que su camuflaje peligra, incluido si la presa le molesta. Especialmente, los machos adultos pueden huir de las grandes presas en lugar de atacar.
  • Las pinzas de alimentación o la mano del dueño puede hacer que rechace su presa. Cuando esto suceda sólo tendrás que esperar unos minutos para volver a intentarlo.

MORFOLOGÍA

Insectos de cuerpo alargado; protorax generalmente largo, meso y metatorax cortos; primer par de patas raptoras o prensoras, con los fémures y las tibias espinosas.
El cuerpo esta totalmente cubierto de protuberancias con apariencia de hoja seca que ayudan al animal en el camuflaje.

ESPERANZA DE VIDA

Como casi todos los mántidos raramente llegan al año de vida.

MUDAS

7 en su vida, y todas ellas las realizan antes de llegar al estado de adulto. En la ultima muda les crecen las alas.

TOXICIDAD

Ninguna. Su peligrosidad es realmente nula. Si alguna vez nos muerden, cosa realmente extraordinaria, apenas lo notaremos

ALIMENTACIÓN

Estrictamente carnívoras con gran preferencia por presas voladoras. En cautividad las alimentaremos con moscas, polillas, gusanos pequeños, grillos de un tamaño adecuado, cucarachas de un tamaño adecuado, arañas, etc. Una dieta variada es la base de una buena salud. Las crías serán alimentadas con Drosophila melanogaster en sus primeros estadios y con Drosophila hydei después hasta que puedan alimentarse de moscas comunes, microgrillos o microcucarachas.

TERRARIO

Dentro de las mantis las paradoxa son, posiblemente, las mas tolerantes y pueden mantenerse juntos individuos de diferentes sexos siempre que tengan espacio y comida suficientes. Es necesario también que el tamaño de los individuos sea similar. Aun siendo mínimo el riesgo de canibalismo siempre existe.

Para los mántidos en general se aconseja que los terrarios sean mas altos que anchos dada la gran tendencia de estos animales a colocarse en la parte superior del recipiente al acecho de sus presas. Desde botellas vacías a vasos de litro dados la vuelta son usados para mantener estas criaturitas que rara vez les dará por deambular para investigar.

Evidentemente el tamaño del recipiente se adecuara al tamaño de los animales. Un 20x20x40 servirá para mantener 2 o 3 individuos adultos.
Como decoración sera necesario introducir ramas de arbusto de diferentes grosores a modo de, bueno, de arbusto para que las mantis puedan camuflarse y acechar así a sus presas.
Dada la gran tendencia de las mantis de “posarse” en los lugares mas altos posibles y la capacidad voladora de los machos sera necesaria una tapa.

Sustrato:

Realmente el sustrato es meramente decorativo y complica las tareas de limpieza del terrario. No acostumbro a ponerlas un sustrato ya que se pasan su vida encaramadas a las ramas.

Iluminación:

No es necesaria una iluminación especial. La claridad de una ventana para darles el ciclo día-noche sera suficiente.

Temperatura:

De 20ºC a 30ºC les ira bien. Como en todos los artrópodos una mayor temperatura significa una mayor velocidad de crecimiento. Con la temperatura que tengamos en nuestra casa sera suficiente.

Humedad:

La humedad ambiental sera suficiente siempre y cuando esta sea mayor del  50%-60%. Es conveniente que a las ninfas se las mantenga con niveles de humedad mas altos para facilitar las mudas y reducir las bajas. Pueden soportar humedades de hasta el 90%. Siempre es necesaria una buena ventilación.
Es curioso como las mantis varían su color gradualmente de muda a muda dependiendo de la humedad relativa ambiental. Mayores niveles de humedad dan mantis de colores mas claros pudiendo llegar a ser de colores amarillos o verdosos. Bajas humedades hacen mantis de colores mas oscuros, marrones o prácticamente negras. Esta adaptación de su camuflaje al entorno hace que podamos modificar su coloración de forma mas o menos controlada.

DIMORFISMO SEXUAL
  • Al igual que con la mayoría o todas las especies de mantis, Phyllocrania paradoxa presenta dimorfismo sexual.
  • Las hembras tienen seis segmentos abdominales. Los machos son más pequeños, más delgados y tienen ocho segmentos abdominales.
  • A partir de la 6 muda sus coronas son diferentes, los machos las tienen mas delgadas y finas. En las hembras es tan amplia como su cabeza con lineas más suaves comparada con la del macho.
  • De adultos los machos tienen antenas más largas y gruesas que las hembras y tienen alas transparentes, que son más largas que el abdomen, ademas son buenos voladores. Las hembras son significativamente más compactas que el macho con antenas más cortas y las alas solo cubre el abdomen.
REPRODUCCIÓN
  • Aproximadamente 2 a 4 semanas después de la última muda, se debe hacer un intento de apareamiento (las mantis viven muy poco en su estadio adulto). Asegúrate de que la hembra está bien alimentada antes de introducir el macho.
  • Una vez juntas, no se necesita hacer nada para garantizar el apareamiento. Las mantis se aparean cuando sea el momento adecuado, y por lo general no vas a ver que esto suceda, suelen realizarlo por la noche. El apareamiento puede tomar varias horas y muy rara vez  el macho es devorado por la hembra.
  • Después de 3-4 semanas más o menos en la edad adulta, la hembra comenzará por la primera ooteca (se haya apareado o no).
  • Esta especie puede poner alrededor de 6 aunque aunque se conocen casos de mantis que han puesto hasta 12 ootecas. Estas tendrán un tamaño de 5 cm de largo.
  • Después de 4-6 semanas de incubación a 30ºC y 50-70% de humedad, 15-30 ninfas eclosionaran a la vez.
  • Son de color marrón después de salir de la ooteca, pero se convierten en negro después de endurecerse su quitina.
  • Estas pueden ser alimentados con una dieta de moscas de la fruta un día o dos después de la eclosión.
  • Al ser tan sociables es posible mantener las ninfas juntas hasta la adultez como ya se ha comentado.
COMPORTAMIENTO
  • La mantis fantasma es un tipo tranquilo de mantis.
  • Típico depredador sentarse y esperar basándose en su camuflaje para esperar pacientemente hasta que su presa se acerque. Una vez que ve a su presa, atacará muy rápido. Antes de la presa se ​​de cuenta, está condenada.
  • Raramente perseguirá activamente su presa siendo esto mas común cuando aun son jóvenes, prefiere esperar el momento oportuno para atacar.
  • A veces son un poco miedicas y fácilmente saldrán corriendo si ven que su camuflaje peligra, incluido si la presa le molesta. Especialmente, los machos adultos pueden huir de las grandes presas en lugar de atacar.
  • Las pinzas de alimentación o la mano del dueño puede hacer que rechace su presa. Cuando esto suceda sólo tendrás que esperar unos minutos para volver a intentarlo.
PUBLICACIÓN ORIGINAL

(Burmeister, 1838)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada